Se le debe de decir la verdad de una mala noticia al anciano ?

Se le debe de comunicar el diagnostico al paciente anciano ?
Este es un tema muy controversial y complejo, en mi práctica clínica veo a menudo, a hijos que se me acercan para preguntarme sobre el diagnóstico y el pronóstico de la enfermedad de su padre o de su madrey luego de escucharlo atentamente, y como si meditaran un poco, me piden o me lo exigen, de manera "muy diplomaticamente" : "Dr que no mi padre/madre no se vaya a enterar de su diagnóstico" "Si se entera de su diagnóstico se muere ahi nomás".
Me pregunto yo , es justo eso ???? Es justo o injusto dejar a la persona interesada privada del conocimiento de su diagnóstico. Yo pienso, y esto es mi opinion personal, esperaré luego sus comentarios, que uno debe de enterarse sea cual sea la noticia, o el resultado de ese diagnóstico ya que uno es el dueño de su vida. Muchas veces los hijos tratan de "proteger" a los padres del impacto de una mala noticia, pero lo que no saben los hijos es que, quienes están mejor preparados para recibir noticias malas y desagradables son los propios padres, sobretodo cuando éstos ya son ancianos y han pasado la barrera de los 70 u 80 años. Claro está de que es muy desagradable enterarse de que uno tiene el diagnóstico de cáncer y se va a morir pronto, o que tiene el Mal del Parkinson y que luego de algunos años va a ser una persona dependiente o en fin, cualquier mala noticia.
Es peor aun cuando los hijos le ocultan a sus padres la muerte de alguna amistad querida o de un ser querido sanguineo directo. Dije lineas arriba de que los ancianos son las personas mejor preparadas para recibir estas noticias porque éstas personas son las que mejor están en contacto con la muerte y las enfermedades. A cierta edad empiezan a irse los amigos de la escuela, los primos de la generación, (comenzando generalmente por los de mayor edad), los vecinos, y amigos generacionales. El anciano como que de una u otra manera se va preparando para el momento en que a él le toque su momento.
Ahora bien, otra cosa es el tema de Cómo comunicar una mala noticia, ahi si pienso que el médico, la enfermera, el psicólogo y en general el personal de salud, debe de tener mucho arte y ciencia para hacerlo. No se debe de decir las verdades a "rajatabla" de "zopeton" o de "porrazo", se debe de decir con calma, con respeto y con mucha humanidad, de repente de a pocos y en partes. Cuando tengo que ser yo quien debe de dar la mala noticia, lo primero que le voy diciendo al paciente (a manera de que se vaya preparando) es que por el momento el diagnóstico no es claro y que hay que esperar los resultados para confirmar el diagnótico pero por lo que voy viendo, el cuadro clínico no lo veo bueno, pero hay que esperar , falta la confirmación o sea "la última palabra" y asi de poco en poco se va yendo lento hasta confirmar el diagnóstico. Luego explicarle al paciente si se puede o no luchar con dicha enfermedad y de que hay que esperar la opinion de los demás especialistas para el tratamiento indicado. Pero sin inventar o crear falsas expectativas pero tampoco quitando las esperanzas.
Decirle al paciente de que cuente con uno hasta el final, que uno no solo es su médico sino un amigo y que lo tenga bien claro.
Todo eso le dará tiempo al paciente para arreglar algunas cosas importantes en sus etapas finales de su vida, desde temas administrativos como el pago de deudas y haberes, herencias y seguros hasta temas mas afectivos como la reconciliación con el hermano, la hija o el amigo enemistado hace mucho tiempo, la oportunidad de conocer al nieto o bisnieto que nunca conoció o volver a ver su tierra donde nació por ultima vez, en fin son muchas las cosas que un anciano quiere hacer pero por falta de comunicación y por "protección" de los hijos no se les permite hacer.

Hasta pronto.

Dr. Carlos Sandoval Cáceres
Geriatra

Comentarios

DJ George ha dicho que…
Pues yo creo que no debe enterarse, déjalo que viva tranquilo (por no decir feliz) sus últimos días o años.
Azul ha dicho que…
A mi me parece que la información que se le de a cualquier paciente acerca de un diagóstico terminal por así decirlo, depende mucho del tipo de familia con quien cuenta. Además mucho va a depender del perfil del anciano, puesto que por ejemplo si es un anciano que tiende a deprimirse o asociadamente a cualquier enfermedad presente depresión o ansiedad, etc me parece que no se le debería de decir.
Por ello pienso que es importantísimo no solo la evaluación médica del paciente, sino también la evaluación psicológica del mismo y así determinar en qué condiciones psicológicas se encuentra para poder darle una información de ese tipo. La preparación que se le de al paciente ayudará mucho en recibir y aceptar el diagnóstico y de esta manera él pueda realizar las cosas tal vez pendientes que pueda tener, tal vez quiera encargar a sus hijos, nietos, etc, contar algunos secretos o infinidades de situaciones, a veces sorprendentes.
Pienso que el trabajo en conjunto es importante. La labor de la familia indispensable.

Esperemos el libro pues
lilianaflora ha dicho que…
ESTE ASUNTO DE LA SINCERIDAD
El problema de la sinceridad toca casi todos los aspectos de nuestras vidas. Hay por ejemplo, modos diversos e increibles de auto-engaño. Hay gente que tiene un modo espantoso de decir la verdad, que carece de prudencia y amor. Tambièn hay incontables situaciones de la videa en las cuales no vale sino la honradez total, aùn cuando podamos estar tentados por el temor y el orgullo, que nos reducirìan a no decir nada o da decir la verdad a medias.
El autoengaño afecta nuestra entereza de carácter. El asunto de cómo y cuàndo decir la verdad-o callarse- con frecuencia revela la diferencia entre verdadera entereza de caràcter, o total falta de ella. La verdad puede usarse para herir asì como para sanar,este principio tan valioso se puede usar con gran amplitud en el problema de desarrollar la entereza de caràcter.
walter ha dicho que…
El tema de por si es interesante , ya que hay muchos factores en que`pensar, pero hay que tomar en cuenta que una vez hecho el diagnostico es un derecho del paciente el saber la verdad sobre su enfermedad y ocultarselo seria recortarle ese derecho, en lo personal a mi si me gustaria saberlo si me tocara el caso,ya que seria penoso que el paciente en sus ultimos dias este lamentandose por no hacer algo que quizo y no lo hizo por pensar que le quedaba todo el tiempo del mundo, claro que esto se debe discutir con la familia tambien y optar por la mejor manera de informar al paciente.
Anónimo ha dicho que…
Yo pienso que lo mejor es decirle al adulto la verdad para que decida que es lo que quiere hacer o le gustaría hacer y hacer que la familia o el entorno más cercano colabore y ayude para que estos últimos momentos de su vida sean excelentes.
Carlos Sandoval ha dicho que…
Como les comenté es un tema muy controversial que va desde la personalidad del paciente, de la familia, al pronostico etc.
Ahora mi punto de vista es que si se le debe de decir la verdad de a pocos y con calma pues considero que dentro de todo es un derecho.
Pero cada caso es diferente uno del otro
Carlos
cecilia ha dicho que…
Estoy totalmente de acuerdo con que es un tema controversial. La decisión dependerá del caso particular, del estilo familiar, la personalidad del paciente, etc. Pero pienso que si se decide comunicar el diagnóstico la forma de hacerlo es muy importante, y en ese sentido, lo más recomendable me parece que es ser muy cauto y a la vez empático, de manera que el paciente sienta que puede contar con el apoyo incondicional de su médico y tener la seguridad de que se está haciendo todo lo posible por preservar su salud.
LM ha dicho que…
No sé si para que el enfermo viva tranquilo y feliz hay que ocultarle la verdad
Pienso que el paciente no es tonto y casi siempre sospecha, su mal podría agravarse aun más si sopecha que le mienten y ocultan la realidadad de algo que de repente es grave pero que tal vez se pueda controlar , la duda , el saber que le ocultan el grado de su enfermedad , quizas lo haga pensar que solo le queda un día de vida, etc, tal vez lo maten más rapido.
Tengo un Abuelo de 93 años a quien hace tres años le afectó terriblemente saber que tiene cancer de prostata , pero él se encomendó a Dios confió en los cuidados de su familia y en su medico y se sometió a la operación de la cual quedó muy bien, hoy en día su cancer está totalmente controlado , él ni se acuerda que lo tiene, mas bien es admirable las ganas de vivir que posee, tiene enamoraditas por teléfono, les hace regalos, se va peñas, no se pierde una , y vive cada instante como si fuera el ultimo y es feliz , goza del cariño de toda la familia , es el centro de atracción en las reuniones , constantemente hace nuevas amistades y las chicas se mueren por él , la familia se encarga de su tratamiento, él se dedica a pasarla bien, que mas puedo decirles con este ejemplo , yo lo estoy viviendo , pienso si no se hubiera enterado estaria viviendo enfadado con nosotros y amargado, y si él creyese que está muy bien tal vez no tomaría sus medicinas yo prefiero verlo así como está lo admiro pues disfruta y valora la vida más que muchos jovenes.
Maria ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
psicodelia ha dicho que…
Hola Carlos, saludos desde EEUU.

Los principios eticos de autonomia, beneficiencia, privilegio, consentimiento con conocimiento pueden ser aplicados aqui para ayudar a enfocar el problema:
1. autonomia: el paciente tiene el derecho a decidir lo que desea en relacion a su salud. Por ejemplo, si alguien necesita una operacion dificil pero tiene miedo a los riesgos o no tiene el dinero suficiente y no quiere endeudarse finacieramente entonces tiene el derecho a negarse o acceptar la responsabilidad pero como una decision autonoma. La excepcion es cuando un paciente no goza de plena capacidad mental (delirio, psicosis, suicida, etc) para tomar una decision racional.

2. Beneficiencia (se aplica al medico) es el valor etico de hacer, de promover el bien para el paciente. En este sentido el reportar una mala noticia puede activar una serie de sucesos a veces positivos para un paciente: re-nacimientos religiosos/espirituales, cambio de vida, resolucion de conflictos inter-personales,busqueda del aspecto metafisico, resolucion del dilema existencial, etc.

3.Privilegio: El mas simple de explicar. El archivo, chart, o historia pertenece materialmente al medico, pero la informacion contenida (me refiero a toditita la informacion) pertenece legalmente al paciente. Asi, si quiere su historia entonces, legalmente el paciente podria pagar el valor de la fotocopia y copiar todo su historial si asi lo quisiera. El punto es que la informacion no se puede ocultar por decision medica. La excepcion podria ser cuando el paciente de antemano advierte al medico que no le diga todo, que no quiere saber que tipo de cancer tiene y que el accepta la responsabilidad que conlleva el no saber o saber a medias (creanme en algunos casos asi ocurre).

4.consentimiento con conocimiento: se aplica este valor sobre todo para intervenciones: procedimientos, medicinas. Si alguien no es informado acerca de los riesgos de infarto cerebral con anticoagulantes entonces la decision que haga no sera apropiada. De la misma manera si el medico no explica el tipo de cancer y el grado de expansion entonces el paciente no sabra consentir apropiadamente para la intervencion requerida sea cirugia, quimioterapia, radiacion, etc.

En conclusion vemos que una pregunta aparentemente simple puede ser afrontada desde muchos angulos cuando los principios eticos se utilizan clinicamente.
?No tan facil eh?

Manuel Melendez,MD (Psiquiatra)
Carlos Sandoval ha dicho que…
Totalmente de acuerdo Manuel, el tema es difícil pero nos toca siempre actuar dentro de la ética, y los principios deontológicos.
Pero siempre y antetodo considerar a la persona humana, como ser humano pensante y libre, cuando no lo pueda hacer, hay que decidir por el pero siempre dentro de la ética.
Gracias por tus valiosos comentarios

Carlos

Entradas populares de este blog

Encarnizamiento Terapéutico

Morir en casa o Morir en el hospital ???