La Generación Sandwich

“La Generación Sandwich”

Se considera a “La Generación Sandwich” a aquellas personas cuyas edades oscilan entre los 40 y 60 años en promedio, y que tienen a sus padres ancianos vivos (dependientes) y a la vez tienen hijos dependientes de ellos ya sean estos muy pequeños o que estén en la adolescencia.
Como vemos se ha postergado la edad el matrimonio, antiguamente se formaban los hogares alrededor de los 20 años de edad para ambos sexos, cuando estos jóvenes terminaba el colegio, luego se postergó a que estos futuros esposos termine la universidad para obtener la profesión o el título Universitario, es decir alrededor de los 30 años y hoy en día se espera terminar el Master o el Doctorado o simplemente se unen y forman las parejas pasados los 30 años, (sin necesidad del matrimonio o documento legal, simplemente se unen), hoy en día no es raro ver parejas que recién se unen cuando sus miembros sobrepasan la barrera de los 40, me refiero a parejas que se van a casar por primera vez, ya que los matrimonios formados por viudos (as) o divorciados (as) no hay edad aproximada.

Ahora bien, Porqué se les llama la “Generación Sandwich” o a qué viene ese nombre, y es que estas personas clasificadas dentro de este grupo humano viven constantemente con dos fuerzas opuestas que hacen presión a la vez, como las tapas de un sándwich, por un lados los padres con sus problemas, sean estos de salud (generalmente) pero también problemas afectivos, sociales, recreacionales etc, y por el otro lado, los hijos dependientes de ellos, con sus problemas propios de sus edades respectivas, sean estos muy pequeños o adolescentes, o sea escuela, desarrollo, adolescencia, drogas etc, incluso algunos ya no tan pequeños en edades universitarias que aún dependen económicamente de sus padres.

Eso quiere decir que los miembros de la Generación Sandwich que tienen a sus padres en edades comprendidas entre los 60 y 90 (me refiero básicamente a los de situación dependiente) y a los hijos en edades comprendidas entre los 0 años y 25 años dependientes al inicio en casi todo y luego dependientes económicamente deben de saber equilibrar el tiempo dedicado a cada “tapa” del Sandwich es decir saber distribuir el tiempo tanto en calidad como en cantidad que se le da a los padres pero sin descuidar a los hijos y viceversa ya que cuando uno le dedica mas tiempo o mas energías a una de las “tapas” del sándwich, la otra “tapa” se descuida y se puede quebrar.

Muchas veces además de las dos “tapas” del sándwiches, al representante de esta generación se le agregan o asocian dos problemas mas y que son tan o igual de serios e importantes, me refiero a la pareja o conyugue, y al trabajo a la fuente laboral que son también dos elementos que no se pueden descuidar ya que cuando a estos dos elementos se les descuida vienen los divorcios, los maltratos, la violencia familiar y muchas veces la infidelidad y en caso de descuido del trabajo vienen el bajo rendimiento, las sanciones, la desmotivación y muchas veces el despido.

Entonces qué hacer ¿?
Muchas veces este problema no tiene solución, pero algo hay que hacer y algo hay que ofrecer o por lo menos intentarlo.
Y como en todo problema de familia el dialogo, las conversación es sumamente importante, con esto se debe de comenzar, para comenzar a distribuir tareas y responsabilidades, ahí tiene que participar toda la familia (conyugue, hijos, hermanos) ya que los hijos mayores también pueden contribuir en la ayuda de los abuelos, y lo que se planteó al inicio como un choque de fuerzas (las dos tapas del sándwich) podría verse como una sumatoria de las mismas, y como una gran comunión intergeneracional en donde todos colaboran y participan, y esto no es ninguna utopía lo veo a diario en las familiar numerosas.

Aquí viene otro gran problema, el hijo(a) que atiende y ve por sus padres dependientes, muchas veces (la gran mayoría de las veces) tienen hermanos, así que la responsabilidad de las tareas y el encargarse de sus padres (una de las tapas) no debería de ser solo responsabilidad de uno solo hijo sino también de los demás hermanos. Y ahí también debe de haber comunicación entre los mismos (hermanos), ya que al fin de cuentas todos los hermanos son hijos de sus padres con los mismos derechos y las mismas obligaciones y responsabilidades.

Acá viene lo que veo muchas veces cuando visito a los padres en sus domicilios, solo uno de siete (por ejemplo) es el que ve por ellos y los demás, bien gracias y hasta pronto.
Entonces: Qué hijo(a) es el que se debe de hacerse cargo de sus padres? El soltero(a)?, el mayor(a), el menor(a), el que tiene más o menos hijos?, el que tiene más dinero?, el más bueno (tonto)?
Dejo la pregunta para los comentarios y para que tu me lo respondas con tu opinión, pero recuerden todos son hijos de la misma madre (o padre), que fueron criados y encariñados por igual. Que cuando esos padres fueron fuertes y vigorosos todos compartían la misma mesa etc.

Independientemente de quién tenga a los padres (he visto pero pocos casos en que los hermanos se pelean por la custodia de los mismos), luego de una conversación se debe de distribuir tareas y responsabilidades tanto en el aspecto económico como los de salud, vestido, alimentación medicinas, recreación etc. Les digo con toda sinceridad y experiencia que es un tema muy difícil.

Y tu ¿? Que perteneces a esta generación te sucede algo parecido ¿??

Hasta pronto

Dr. Carlos Sandoval Cáceres
Médico Geriatra

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Muy interesante el tema,precisamente vivo una situación similar ya que somos dos solteras en mi familia;y por no tener hijos,vemos por mi madre(pues mi padre murió hace casi dos años).Me parece justo,que se deba asumir equitativamente el roll de los hijos y no llegar al extremo de sacrificar de algún modo nuestras vidas personales.Pero a veces,sólo nos queda comprender que un casado podría tener la vida más"complicada",que un soltero.
Aurora.
Anónimo ha dicho que…
Hola Carlos,
En esta situación lo que más limita es la dependencia muchas veces más psicologica que física de los padres mayores que no son capaces de aceptar que sus hijos se han convertido en adultos. Desean seguir sobreprotegiendo a sus vástagos como si aún fueran niños, creando una situación extraña de sobreprotección-dependencia: Si no me preocupo por ellos ya he dejado de ser padre/madre, que haría yo si no tuviera a mi hijo, mi vida ya no tendría sentido. Esa responsabilidad la dejan caer de una u otra manera sobre los hombros de sus hijos.

También la dependecia de los hijos adultos que no han sabido cambiar su rol infantil actúa en contra. Hay hijos que solo visitan/llaman a sus padres para contarles problemas, con lo que la sobreprotección se crece. Hijos que tienen hijos y hermanos más pequeños solteros que delegan su responsabilidad en los que tienen "menos responsabilidades", hijos solteros con o sin pareja que se hacen responsables de sus padres y no saben como asumir y defender su independencia y su madurez; etc etc.

Esta generación sandwich de la que hablas se encuadra en un contexto social donde los padres mayores vienen de una tradición distinta: las hijas solteras se quedaban con los padres, las mujeres dependían económicamente del marido, los ancianos por su sabiduría/experiencia seguían controlando hasta su muerte al resto de la familia, etc.

La cuestión más importante es cómo esta generación sandwich evolucionará/envejecerá viviendo en su madurez con estas dependencias por arriba y/o por abajo. Si sabrá integrarlas para educar a las próximas generaciones o acentuará el carácter dependiente psicológico de sus padres.

Entradas populares de este blog

Se le debe de decir la verdad de una mala noticia al anciano ?

Encarnizamiento Terapéutico

Morir en casa o Morir en el hospital ???