Incontinencia Urinaria


La incontinencia urinaria
Un serio problema muy común en el adulto mayor pero por ser muy frecuente no lo hace normal

Muchas veces creemos que algún problema común en el adulto mayor por el hecho de ser muy frecuente en esta etapa de la vida, hace que parezca  normal. Hace unas semanas en esta revista comentábamos que el dolor es muy frecuente en el adulto mayor pero que siempre se debía a alguna causa que lo produjera, Lo mismo sucede con la incontinencia urinaria.
Veamos rápidamente cuatro historias.

LA HISTORIA DE AMELIA
Amelia era una mujer de 75 años, enfermera jubilada, con 6 hijos, todos nacidos de parto normal,  muy activa, dinámica y colaboradora. Comenzó a presentar algunos escapes de orina cuando se reía, tocia, estornudaba o levantaba algún peso. Eran escapes de orina muy pequeños y salían de manera involuntaria. Amelia comenzó a utilizar unos pañales delgados tipo toallas higiénicas. Acudió al médico quien le diagnósticó que presentaba un cuadro de incontinencia de estrés.

LA HISTORIA DE PEDRO
Pedro era un varón de 80 años, que sufría de Parkinson, desde hace unos 8 años, y que llevaba bien controlada su enfermedad a base de medicamentos y terapias. De repente, comenzó a notar que mojaba su pantalón de orina sin que se diera cuenta y sin poder controlarlo. Era una gran cantidad de orina que mojaba gran parte del pantalón y lo curioso es que a veces no se daba cuenta en el momento que se orinaba. Acudió al médico y este le diagnosticó incontinencia urinaria de rebosamiento.

LA HISTORIA DE MARÍA EUGENIA
María Eugenia era una mujer de 65, activa que se dedicaba al comercio, y aun trabajaba, tenía una vida social muy activa. Su problema consistía en que cuando sentía la necesidad imperiosa de orinar, iba corriendo al baño, y justo ya en la puerta de entrada éste, se le escapa una gran cantidad de orina. María Eugenia sí sentía la necesidad y notaba cómo se iba mojando la falda y que quedaba marcado la mancha de orina en su vestido. Acudió al médico y él le diagnosticó, incontinencia urinaria de urgencia

LA HISTORIA DE CARLOS
Carlos tenía 90 años, desde hace 5 años diagnosticado de Alzheimer, y desde hace dos meses comenzó a orinarse en la ropa y a no controlar los esfínteres. Fue llevado por su hija al médico y éste le diagnosticó incontinencia uriana funcional.
Vemos en estas cuatro historias, todas diferentes, cuatro tipos de incontinencia urinaria, la de estrés (también conocida como de esfuerzo), la de rebosamiento, la de urgencia y la funcional. Cada uno de estos cuatro tipos de incontinencia urinaria, van a presentar  diferentes causas de origen, diferentes cuadros clínicos y diferentes tratamientos.

De manera que por un lado la incontinencia urinaria no es algo normal del envejecimiento y ésta cuando se presenta debe de ser investigada sus causas, observar con detalle el cuadro clínico y proponer el tratamiento adecuado para cada una de ellas.
La incontinencia urinaria de estrés, se va a caracterizar porque se presenta generalmente en mujeres multíparas, que han tenidos más de tres partos naturales (vaginales) y que a la hora del trabajo del parto pujaron mucho ocasionando una debilidad del piso pelviano, que con el tiempo, el peso, van a ocasionar este tipo de incontinencia que se caracteriza por la expulsión de pequeños volúmenes de orina. Su tratamiento dependiendo de la gravedad del cuadro consiste en cremas vaginales indicadas por el médico e incluso la operación, en caso de que se llegue al prolapso vaginal.
La incontinencia urinaria por rebosamiento, se va a caracterizar porque la  vejiga no tiene un adecuado tono muscular, a éste tipo de vejiga se le conoce como vejiga neurogénica generalmente producida  por lesión nerviosa a nivel periférico, o sea la vejiga no tiene tono muscular, y al no haber el tono muscular  la  vejiga se expande como si fuese un globo de agua. Posteriormente el propio peso sale la orina como rebalsando sin que el enfermo lo note. Se presenta en pacientes con enfermedad de  Parkinson,  diabetes mellitus o lesiones de la medula espinal. Su tratamiento es crearle al paciente  horarios para ir al baño (así no tenga ganas), para organizarle una rutina y en los casos graves se termina usando sonda urinaria.
La incontinencia  urinaria por urgencia. La persona siente la sensación de ir al baño, pero cuando llega este le gana ocasionando expulsión de una gran cantidad de orina. Este caso se denomina vejiga irritativa, se puede presentar en personas con lesiones nerviosas centrales, secuela de infarto cerebral, uso de medicamentos etc. Su tratamiento es con medicamentos.
La incontinencia urinaria funcional se va a caracterizar por que el aparato urinario está funcionando adecuadamente, pero el problema es a otro nivel como el caso del enfermo de Alzheimer, que el control voluntario de la micción esté perdido. El tratamiento consiste en crearle, al paciente, horarios para orinar y cuando éste falla se recurre al empleo del pañal.
La micción es un acto individual y privado, que socialmente no está aceptado hacerlo público. La incontinencia urinaria no es normal, y muchas veces presentarlo puede conducir a la persona a la  depresión, no desea salir de su casa pues piensa que se va a orinar, y va a sentirse inútil y pueril. Esto lo puede llevar a su vez al aislamiento social y a presentar conductas anormales que pueden requerirá ayuda profesional.

Hasta Pronto 

Dr. Carlos Sandoval Caceres
Medico geriatra
pachogeriatra@yahoo.es

Comentarios

Entradas populares de este blog

Se le debe de decir la verdad de una mala noticia al anciano ?

Encarnizamiento Terapéutico

Morir en casa o Morir en el hospital ???