El Dia del Padre Adulto Mayor

El Dia del Padre Adulto Mayor 

Dr. Carlos Sandoval Cáceres
Médico Geriatra
consultas@geriatrasandoval.com

Hay padres malos; pero también hay hijos malos; sin embargo, como estamos en el Día del Padre no cabe mencionar el comportamiento incorrecto de los que nos dieron la vida sino resaltar su esfuerzo para que enfrentemos la vida.
El padre es el ejemplo y mejor libro del hijo, es el héroe y el todopoderoso de un infante que está creciendo. Es la huella, es la señal por donde el hijo irá caminando. Los padres buenos que hoy son celebrados son fundamentales para tener ciudadanos buenos. Padre bueno, hijo bueno. No falla.
Hablemos un poco sobre cómo surge la celebración. En algunos países, el Día del Padre se celebra el 19 de marzo por ser el día de san José. En nuestro país y en muchos países de Latinoamérica se celebra el tercer domingo de junio. La historia de este día se remonta a 1909 en Washington, Estados Unidos, gracias a Sonora Smart Dodd, quien quiso honrar la memoria de su padre, un hombre que tuvo 6 hijos y que quedó viudo justo cuando nació el último de ellos y que pese a las dificultades de esos tiempos pudo sacar adelante a sus hijos dándoles salud y educación.
Sonora quiso que esta fecha se celebrase los 19 de junio porque ese era el día del cumpleaños de su padre, situación que se mantuvo durante mucho tiempo. Posteriormente el presidente de la República de los Estados Unidos Lyndon Johnson en el año 1966 firmó un decreto para que se celebrase el Día del Padre los terceros domingos de junio de cada año, tradición que acogieron muchos países como el nuestro y que conserva hasta la fecha.
Al igual de lo que sucede con el Día de la Madre, no debemos esperar un día del año para honrar y querer a nuestros padres, tanto el Día del Padre como el de la Madre son todos los días del año y debemos dar gracias a Dios por la bendición de tenerlos vivos, quienes aún tenemos la suerte de tenerlos.
Debido a que la Madre lleva en su vientre durante nueve meses a su hijo y luego esta permanece en casa la mayor parte del tiempo, el Día de la Madre es más popular y celebrado que el Día del Padre, pero tanto el padre como la madre son responsables de la creación de los hijos; por lo tanto, a ambos se les debería de agradecer y celebrar por igual.
Antiguamente en los colegios se festejaba el Día del Padre con actuaciones y celebraciones, que los escolares realizaban con mucho gusto y alegría, a manera de juegos florales con concursos de bailes, cantos y poesía.
Actualmente, los tiempos han cambiado y ese entusiasmo que se percibía ya no se ve. Ahora, algunos hijos envían solo saludos por las redes sociales como el Facebook que muchas veces sus padres no conocen su funcionamiento y, por lo tanto, esas tarjetas y saludos virtuales no les sirven de nada.
Lo que debería de ser una fiesta familiar de unión de hijos y hermanos que se ven con la frecuencia que se veían antes, pues cada uno va realizando su vida propia en sus respectivos hogares. Algunos incluso se van a vivir lejos del hogar paterno, se convierte en una fiesta comercial en donde los principales beneficiados son los empresarios que venden todo tipo de artículos materiales como ropa, perfumes, muebles etc. Esta fecha se va convirtiendo en una fecha completamente materialista en la cual el regalo físico se convierte en lo más importante y sustituye al regalo espiritual como un abrazo sincero.
En el caso adulto mayor esta situación se pone peor porque siendo el adulto mayor un grupo humano considerado como población vulnerable debido a la disminución de su reserva fisiológica que lo predispone a adquirir algunas enfermedades generalmente crónico-degenerativas que posteriormente lo conducirían a una discapacidad. En vez de ser un grupo protegido por el Estado, la sociedad, la comunidad y la familia es postergado, discriminado e incluso vulnerado en sus derechos.
El 15 de junio de celebró el “Día mundial de toma de conciencia del abuso a las personas mayores” decretado por la Naciones Unidades y la Organización Mundial de la Salud, para hacer conciencia del abuso y maltrato contra el adulto mayor que no es necesariamente un maltrato físico sino que este puede ser un maltrato psicológico y social. Ocurre que aunque parezca mentira el lugar en donde más se maltrata al adulto mayor es en su propio hogar por parte de los miembros de la casa.
He visto cómo en algunas ocasiones los propios hijos en vez de reconocerle a sus padres el amor brindado hacia ellos, y el sacrificio realizado para darles seguridad, educación, abrigo y en especial amor no es retribuido sino que es pagado con indiferencia, discriminación y negligencia (que es la omisión voluntaria o no voluntaria de negarles sus derechos como alimentación, salud, abrigo etc.).
Gracias a Dios, en promedio los peruanos son buenos hijos y los casos descritos representan a una minoría pero que lamentablemente se da en la realidad.
Cuando visito una casa de reposo veo con mucha pena cómo algunos ancianos huéspedes nunca reciben visitas de sus familiares incluso en días festivos como sus cumpleaños, día del padre o fiestas navideñas y estos pobre ancianos ven con pena y resignación como otros padres sí son visitados por sus hijos, nietos y amigos que les traen algún regalito como un bizcocho para compartir.
Feliz día del padre - padre cargando a niño en sus hombros
LOS DEJAN EN EL HOSPITAL
He visto casos extremos de hijos que se niegan a recoger a sus padres del hospital cuando estos están de alta médica aduciendo una serie de pretextos con tal de no llevárselos, siendo el más común que su padre aportó muchos años de su sueldo al seguro y que es obligación del Estado atenderlos para siempre y por siempre, nada más falso pues el Estado le brinda la atención médica y una vez resuelta la fase aguda de la enfermedad y cuando ya no está en riesgo su vida, el adulto mayor debe de volver a su hogar para estar con sus familiares.
En nuestra legislación tanto en el actual Código Civil como el Código Penal está estipulado que los hijos tienen la obligación de atender a sus padres en caso de vulnerabilidad o dependencia e incluso puede darse la situación que los propios padres o la sociedad pueden denunciar a los hijos que no atiendan a sus padres enfermos o en situación de dependencia. Curiosamente esto en la práctica diaria no se da, como si se da el famoso juicio por alimentos que le hace la madre de los hijos cuando el padre no aporta el dinero para la educación y alimentación de ellos.
Incluso está estipulado claramente en los diez mandamientos de la Ley de Moisés en La Biblia que menciona “honrarás a tu padre y a tu madre”.
La Biblia, en Efesios 6: 2,3 dice al respecto: (2) “Honra a tu padre y a tu madre (que es el primer mandamiento con promesa), (3) Para que te vaya bien, y para que tengas larga vida sobre la tierra…
Causa gracia ver a hijos que van a las iglesias a golpearse el pecho y comulgar todos los domingos en las misas mientras ni siquiera visitan a sus padres en los días festivos.
HIJA EXTRAÑA
Conocí a una hija que era voluntaria para cuidar enfermos en un hospital y que iba a misa todos los domingos, pero que tenía abandonado a su padre en el hospital pues no lo recogió a pesar que este ya se encontraba de alta médica aduciendo mil pretextos.
Para un adulto mayor, el bien más preciado independientemente de los objetos materiales es el tiempo que le dediquen sus seres queridos. El ir a visitarlos, hacerles una llamada telefónica vale más para ellos que un perfume o una camisa nueva. Sacarlos a pasear, convidarles un helado en verano o una taza de chocolate en invierno en alguna cafetería o incluso llevarlos al parque y tomar un rato de sol con ellos, es más apreciado y agradecido que un objeto material, de los que probablemente ya los tuvo cuando fueron jóvenes.
Tomemos como ejemplo a otras culturas, en el antiguo Perú, por ejemplo, se valoraba mucho al adulto mayor y existía un consejo de ancianos cuya palabra era Ley, lo mismo que los antiguos griegos y romanos. Las culturas orientales, como el Japón, que tiene el mayor grupo poblacional de adultos mayores en todo el mundo, los padres son venerados y respetados por sus hijos hasta el último día de sus vidas y la familia está atenta para cuidarlos y ofrecerles todo lo que esté a su alcance.
Prediquemos con el ejemplo educando a los niños buenos valores como el respeto hacia el adulto mayor desde el hogar y la escuela para que estos niños cuando sean adultos aprendan a respetar y a valorar a sus padres cuando éstos sean ancianos.
PEDIDO 
Le pedimos al virtual presidente electo Pedro Pablo Kuczynski cumpla su promesa electoral en firmar la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores, que es un documento de carácter vinculante que lo ha promulgado la Organización de Estados Americanos y que el Perú es uno de los pocos países que aún inexplicablemente no lo suscribe.
Desde el Diario UNO y en particular de mi persona quiero desearles un Feliz Día del Padre a todos los peruanos, trabajadores y jubilados que han hecho que este país sea lo que es, gracias al trabajo de toda una vida, y en especial a los Adultos Mayores que tienen mi respeto, admiración y mi compromiso personal.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Se le debe de decir la verdad de una mala noticia al anciano ?

Encarnizamiento Terapéutico

Morir en casa o Morir en el hospital ???